Haz clic aquí para volver a la página de inicio

Radio María Argentina Escuchar en Vivo

PescadoresPescadores
guitarra

LA CATEQUESIS FAMILIAR HOY
Catequesis Familiar)


¿QUÉ ES LA CATEQUESIS FAMILIAR?

Agustino
El Concilio Vaticano II, al hablar de la misión educativa de la familia, llama a ésta "Iglesia Doméstica" (Lumen Gentium, 11) donde cada uno recibe y da, y reconoce que los padres son los principales y primeros transmisores de la expereincia de la fe. En 1971, en el Directorium Catechisticum Generale (n.78), se afirma que:"Se debe fomentar la adecuada intervención de los padres cristianos ayudados por una formación apropiada que hay que darles (...) pues la iglesia se construye cuando los padres reciben ayuda para cumplir rectamente su misión". Juan Pablo II en su encíclica Redemptor Hominis (n.19), afirma que la forma fundamental de catequesis es la catequesis familiar, es decir, la catequesis de los padres a sus propios hijos.

Como se aprecia en las últimas décadas, los pasos hacia la evangelización más integral han ido diseñando un tipo de catequesis en el que el papel protagonista va recayendo en la familia cristiana. A finales de la década de los 50, en Francia hay ya un intento serio de catequesis familiar, que irá fraguando en las siguientes décadas, para ser, a principios de los años 70, cuando surge en Chile de una manera definitiva lo que hoy conocemos como Catequesis Familiar.

En nuestra Parroquia, la Catequesis Familiar se inicia allí por el año 1995, de la mano del por aquel entonces Párroco, el padre Carlos Wizsniowski, quien alentado por el extinto Padre Antonio Mayea, por aquel entonces, Párroco de la Parroquia Ntra.Señora de la Medalla Milagrosa, lo invita a sumarse junto con él, a esta experiencia nueva de evangelizar a las familias por medio de la Catequesis Familiar. El Padre Carlos, acompañado de un grupo de laicos comprometidos,decide implementar la Catequesis Familiar, nuestra querida Ca.Fa, junto con cinco matrimonios guías:

Virginia y Daniel Gil

Francisca y Jorge Molina

Beatríz y Jorge Martínez

Javier y Gaby Pedroza

Gisela y Sergio Zamar


A partir de allí fué creciendo día a día habiéndose evangelizado a cientos de familias, que dan permanentemente testimonio por medio de nuevas generaciones através de sus hijos, de lo que Dios ha obrado y continúa obrando en sus familias.

Podemos contestar a la pregunta inicial sobre qué es la Catequesis Familiar por medio de los siguientes puntos:
    Es una acción evangelizadora y educadora en la fe que pretende cristianizar a todo el núcleo familiar; los padres, los hijos y demás familiares, donde los adultos juegan un rol fundamental en la evangelización de sus hijos, y son la principal inquietud dentro de la misma.
    Es una forma de catequesis al servicio de la única gran misión de la Iglesia, que es construirse a sí misma para ser signo de salvación. Trabaja en forma articulada con los otros ministerios y grupos de la parroquia.
    Forja una comunidad no cerrada en sí misma, sino al servicio de la persona, integrada en la parroquia en íntima comunión con la liturgia y la línea pastoral, pero prestando un continuo servicio al barrio y a toda la ciudadanía en general.
    Lleva a integrar a las familias que han vivido, de una manera u otra, en los grupos de matrimonios guías sumándose como catequistas y animadores, o en cualquier otro ámbito de acción pastoral dentro de la parroquia, o bien en la comunidad donde le toque continuar con su misió profética de ser anunciar y dar testimonio de su fe.
    Es una respuesta a las necesidades reales de nuestro tiempo.
OBJETIVOS DE LA CATEQUESIS FAMILIAR

Podemos sintetizarlos y concretarlos del siguiente modo:

a) A corto plazo:
    Anunciar el Evangelio de jesucristo a las familias, concientizándolas de su misión evangelizadora y dar cohesión al grupo familiar.
    Guiar a los padres y ofrecerles los medios necesarios para fomentar la oración y la catequización familiar.
    Celebrar la fe en la familia y en la comunidad parroquial
b) A medio y largo plazo:
    Integrar a las familias en distintos grupos de la Iglesia, para que puedan seguir viviendo la fe cristiana.
    Formación de Comunidades Eclesiales de Base
Como se aprecia no es misión preparar exclusivamente a los niños para recibir el sacramento de la Eucaristía. La catequesis familiar abre un itinerario de iniciación cristiana, que se ve jalonado por pequeños pasos, que incluso se van formalizando en pequeños celebraciones a lo largo del año litúrgico. Así nos encontramos con hitos como son: la Entrega de la Palabra, Renovación de las promesas de Bautismo, Reconciliación y Primera Comunión.

Lo más complicado siempre al iniciar este camino, es romper los estereotipos que funcionan y que han llevado a la pastoral parroquial, en muchas ocasiones, al funcionamiento por pura inercia, por costumbre. Pensemos que la catequesis familiar intenta favorecer el compromiso personal y solidario de la construcción de una sociedad.

La catequesis familiar apoya y promueve el derecho de los padres a ser los primeros y principales educadores de sus hijos para que alcancen la madurez personal y de esta forma se construya una sociedad más humana y cristiana. La parroquia y la escuela no podrán sustituir a la familia en su ministerio educativo, de ahí la importancia de esta metodología y su posible integración en los grupos parroquiales de iniciación en la fe.

Por último la catequesis familiar tiende a la formación integral del ser humano, integra fe y cultura, promueve el diálogo familiar, la lectura de la Palabra, la oración en familia, el intercambio de vivencias de cada uno, etc.

AGENTES DE LA CATEQUESIS

Matrimonios-guía: son los catequistas, preferentemente matrimonios, que con un mayor o menor grado de implicación pastoral en la parroquia, trabajan al servicio de los padres y junto con éstos preparan, todas las semanas, la catequesis que los padres habrán de realizar y transmitir a los hijos en la familia.

Padres: son los verdaderos catequistas, que desarrollan en casa con sus hijos la catequesis.

Niños: son los receptores de la catequesis.

Animadores:: son jóvenes que, después de haberse formado en la catequesis familiar Parroquial, inician su compromiso pastoral en la parroquia. Se reúnen semanlamente con los niños para repasar la catequesis qeu los padres han hecho con sus hijos, celebrar la fe y vivir la experiencia de la Iglesia.

ORGANIZACIÓN DEL ÁREA

De todos es sabido las dificultades que vive hoy la familia para realizar la tarea de la educación religiosa de los hijos. La mayoría de las familias, teóricamente cristianas, hay sufrido y sufren el duro impacto de una sociedad que intenta borrar a Dios de sus vidas. Muchos padres, además de estar sobrecargados por el trabajo y las ocupaciones, se sienten incapaces de educar religiosamente a sus hijos, por falta de formación o por debilidad de su propia fe.

Agustino
La transimisión de los valores religiosos a sus hijos, lejos de tener una prioridad, es algo secundario en relación con otros valores más prácticos y útiles a la convivencia social.

En muchas familias, el tema de la religión y la fe se relega al campo de lo privado-personal, o bien a la educación recibida por medio de grupos, asociaciones o instituciones religiosas de la iglesia. En otras, se vive una cierta relajación o difuminación en algunas verdades de nuestra fe,así como en la doctrina moral cristianas, que las sitúa en la ambiguedad, incertidumbre que conduce a un "Dios, una iglesia y una moral a la propia medida".

Otra dificultad importante en no pocos casos es la sobrecarga de tensiones internas y problemas externos, como las rupturas matrimoniales, la falta de trabajo, o las nuevas costumbres sociales que no favorecen esta educación cristiana.

En nuestra parroquia, contamos, con la bendición de tener espacio suficiente para que tanto los niños como los padres se reúnan el mismo día, en nuestro caso hemos elegido el día sábado donde a partir de las 17.hs. se desarrolla la jornada de catequesis, pero, de no contar con el espacio suficiente, pueden reunirse los padres durante la semana y los niños en un día a elección de acuerdo a la disponibilidad horaria de los mismos, lo ideal es que los padres puedan reunirse también en casas de las familias que acuden a los encuentros, pues esto suele ser muy enriquecedor para todos.

Nuestros horarios son:

15:30 hs: Reunión de Catequistas y animadores junto a nuestro padre asesor y Párroco Marcelo Pomar. Es un momento de encuentro con la Palabra de Dios, de oración y sobre todo encuentro como comunidad catequística, para evaluar la marcha de los encuentros y mejorar lo que deba ser mejorado, tratando de crecer día a día en la misión encomendada de ser evangelizadores, transmisores de la Buena Nueva de Dios.

17 hs: Da incio la catequesis para padres y niños

19:15 hs: Finalizan los encuentros.

19:30 hs: Nos reunimos en familia para participar de la Santa Eucaristía.

LUCES DE LA CATEQUESIS FAMILIAR

El logro más positivo tal vez haya que situarlo en la misma puesta en marcha de la catequesis familiar, por el esfuerzo humano que ha exigido y exigirá siempre. Hemos ido avanzando paso a paso, superando las dificultades a partir del diálogo profundo entre catequistas y sacerdotes, sobre todo con las familias que se acercaron a nuestra parroquia a fin de interiorizarse sobre el desarrollo de los encuentros, y la metodología de esta forma de catequesis, es de destacar también el apoyo de las familias implicadas, sobre todo para ir rompiendo la mentalidad existente e ir adaptándose paulatinamente transofromándose en verdaderos agentes evangelizadores de su núcleo familiar e insertándose posteriormente como padres o madres guías.

No ajeno a este logro es el esfuerzo de los matrimonios-guía, que semana a semana, se han reunido para prepararse ellos mismos y luego animar a los padres en su misión catequística. Es en estos encuentros semanales donde se ha entrado en contacto con la realidad de las familias de nuestra parroquia, lo que sin duda va a redundar, para bien, en la pastoral de los próximos cursos.

Al mismo tiempo, esta área está muy relacionada con el Movimiento de Jóvenes con quien comparte el compromiso pasotral de los animadores y Perseverancia (para aquellos niños que han recibido el sacramento de la Confirmación) incertando a los adolescentes en la Pastoral Misionera. De igual modo se relaciona con el los grupos de matrimonios.

Otro aspecto a destacar es el seguimiento de las familias que acuden a la catequesis, brindándoles asistencia espiritual en los momentos de dificultad y, en muchos casos económica a fin de que puedan llevar sin dificultad tan bella tarea encomendada por Dios; vamos recogiendo, con el correr del tiempo maravillosos testimonios de la familias que participaron y participaan de la catequesis familiar sobre el inmenso bien que les ha reportado como familia cristiana.

Es necesario mencionar también que es una catequesis eminentemente celebrativa, en la que participan en forma conjunta padres y niños, acompañdos de los matrimonios guías.

SOMBRAS DE LA CATEQUESIS FAMILIAR

Todo lo anterior también nos lleva a reflexionar sobre las dificultades que se plantean. La mayor dificultad a la hora de implantar la catequesis familiar se ha debido fundamentalmente a la oposición de las familias que no están dispuestas a asumir este método, lo que redunda en críticas y comparaciones.

Cabe anotar como sombra la menor presencia de padres, frente al número de madres que están trabajando en las reuniones de la catequesis familiar, tanto a nivel de matrimonios-guía, como en la asistencia a las reuniones de equipos de padres.

De igual modo, aunque resulte doloroso reconocerlo, no todos los padres dan lo que potencialmente podrín para que esta experiencia resultase mejor, sobre todo en lo que supone de transimisión de la fe a los hijos.

No podemos tampoco dejar de destacar, el temor que muchos sacerdotes enfrentan a la hora de la implementación de la catequesis familiar, dada la disminución notable en el número de niños que reciben los sacramentos Es evidente que al optar por la evangelización de la familia, como medio para la administración de un sacramento, sigue prevaleciendo el número de catecúmenos que recibirán los mismos, a la hora de elección del sistema catequístico a implementar dentro del radio de una parroquia.

RETOS DE LA CATEQUESIS FAMILIAR

No entraremos a profundizar en lo que pueda suponer de dejadez en compromisos propios asumidos en la educación cristiana de los hijos, pero esto nos lleva al reto de fortalecer la metodología, perfeccionarla, mejorar su presentación la llamada y animaci&ocute;n a las familias, etc.

Otro reto será ver cómo esta metodología puede aportar nuevos impulsos a otros grupos de la parroquia que trabajan directamente con padres: catequesis pre-bautismal, Grupos de oración, etc. Todo ello significa que hay una labor de vertebración del área que está pendiente de realizarse.

Por lo pronto en nuestra parroquia se ha abierto un nuevo espacio participativo para aquellos padres que deseen continuar profundizando en la fe, mediante un taller denominado Mate y Biblia, que esperamos iluminados por el Espíritu Santo poder motivar a los padres que finalizan su catequesis de Confirmación, a continuar profundizando en la Palabra de Dios, iluminando desde allí y desde la oración confiada a Dios nuestro Señor el diario vivir como familias cristianas.


Alta Gratis en Buscadores seguros de Deceso Mapa Web
Bloogsy - directorio web
bandera Papal Bandera Argentina
Flechas de Navegación Anterior Arriba Siguiente